Aprender a hablar en público no es opcional

De Salvador Casanova (México):

¿Sabías que muchas de las relaciones sociales que fracasan se deben por la falta de efectividad al comunicarnos?.

La comunicación es una cualidad indispensable en la vida de todo ser humano, puesto que es el medio por el cual entramos en contacto con otras personas que se encuentran todo el tiempo en nuestro alrededor. Pero, cuando no estamos lo suficientemente preparados para enfrentarnos a situaciones tan cotidianas como una charla; por más corta que esta pueda ser, podemos entrar en grandes apuros que en ocasiones nos congelan y nuestra mente queda tan vacía como el silencio que comienza a estremecer el cuarto.

Pero no te preocupes; para todo existe una solución. Bien sabes que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Aunque, si lo tuyo es disfrutar y divertirte aprendiendo; el gran poder de la comunicación efectiva y la oratoria, te aseguro que te abrirán cualquier puerta que desees, con tan solo ser constante cada mañana que despiertas.

Te convertirás en una persona mucho más segura de sí misma y capaz de transmitir un mensaje contundente que todos puedan captar con gran atención y asertividad. Siendo así que difícilmente te sentirás tan pequeño ante el mayor miedo de todos nosotros: “El público”.

Afrontar al público al principio puede ser muy duro. Ya que no sólo estamos limitados a unas cuantas palabras, a una voz titubeante y la sensación de que todo se comienza a nublar como si en medio de una tormenta nos encontráramos.

También estamos sujetos a aquellos eventos que nos hayan acontecido durante ciertas etapas de nuestro desarrollo. Ya sea que en la niñez o juventud hubiésemos sido muy tímidos y casi afónicos ante los demás o quizá más adelante nos viéramos en la realidad del áspero rechazo social y perdernos entre la multitud.

 

Dada una infinidad de razones, por las que podríamos haber pasado desapercibida la importancia de aprender a comunicarnos correctamente para un mejor futuro y porvenir.

Usa esas experiencias como si fuesen el combustible que necesitas para llenarte de valentía y avivar la esencia de tu verdadero ser. Deja salir tu verdadera determinación innata y toma la decisión consciente de transformarte totalmente. Sin importar cuánto esfuerzo pueda costarte hasta que por fin, llegues a este punto donde reflexionas acerca de todo lo que has dado por conseguirlo y te enorgullece decir: “Tengo voz”.

La voz. El instrumento y símbolo más bello que desde tiempos inmemorables ha dejado marca una generación tras otra. Hasta los tiempos de hoy en día, donde se ha revolucionado la forma en que nos conectamos y es gracias a esta herramienta que sin ser algo tangible, es algo que llega hasta lo más profundo del alma. Toca sentimientos e ilumina mentes. Da esperanza y lealtad.

Recuerda que todo se debe a un motivo en común y es que jamás se consigue de la noche a la mañana todo lo que queremos. Se consigue con el paso del tiempo, eso por lo que hemos trabajado. Pues entre tantas palabras, no basta un buen verbo. Es toda una combinación entre el decir y el actuar.

Aprendamos a usar el lenguaje comunicativo efectivo y persuasivo para lograr metas y objetivos. No para destruir o engañar a otros que depositan su confianza en lo que pronuncias.

Cada día es una nueva oportunidad de explorar y conocer cada rincón del mundo donde no sabes lo que te pueda esperar. Porque sin saberlo, las mejores experiencias por sí solas se presentan alguna vez en la vida, sin tener que buscarlas y de nosotros depende disfrutarlas, amarlas, apasionarnos o rechazarlas por no estar seguros de salir de lo que nos mantiene en un solo espacio sin impactar un cambio.

Empieza por ti. No esperes que nadie te diga lo que deberías hacer y defina la vida que de verdad anhelas.

Toma las riendas de tus pensamientos y lo que más importa; la comunicación. Nunca es tarde para aprender algo nuevo y desprenderse de lo que nos ata a una realidad impuesta por el exterior.

 

-"La verdadera grandeza descansa en ser amable. La verdadera sabiduría en una mente feliz"-

 

 

 

FDO: Salvador Casanova (México)

Leave a Comment